¿Cómo cambiar las cosas cuando los cambios son difíciles?

Si le echas un vistazo a nuestros últimos artículos podrás darte cuenta de que normalmente hablamos de los cambios, los beneficios que traen estos y el porque deberías apresurarte a realizarlos. No obstante, varias de estas transformaciones pueden venir cargadas de dudas y/o sacrificios por hacer, siendo entendible que uno tenga sus dudas sobre si vale la pena cambiar.

Todos en algún momento de nuestras vidas debemos enfrentarnos a los cambios pudiendo traer consigo tanto resultados positivos como negativos.

Dándonos cuenta de su naturaleza incierta es muy complicado que se acepten los cambios cuando estos aparecen de repente en nuestro camino.  

Para iniciar este proceso de cambio debes de estar dispuesto a romper con el entorno en donde estás acostumbrado a desarrollarte.

Muchas veces son difíciles de aplicar por distintas circunstancias pero es recomendable que si se busca generar una transformación efectiva mínimo se debe empezar con una mentalidad abierta, lo que venga después será cuestión de tiempo.

Debido a esto en MGTI queremos darte algunas recomendaciones con las cuales el proceso de cambio va a serte más accesible y poder Mantener la productividad laboral en la época de la incertidumbre

Ten en cuenta todos los ámbitos del asunto para un cambio:

Las partes racionales y emocionales son partes intrínsecas de tu persona, necesitas de ambas para un desarrollo pleno a lo largo de tu vida.

Vamos adelantando que cualquiera de las dos se puede equivocar e igualmente están construidas con el propósito de cuidarte y evitarte problemas.

Para cambiar se necesita vincular la parte racional con la emocional:

Suele conocerse dicha circunstancia como motivar al elefante que es dirigido por un hombre; el animal representa el estado emocional y jinete es la zona racional de tu persona.

Se suele pensar que se pueden dejar las emociones de lado y solo concentrarse en la parte analítica, esto es falso, nuestras emociones siempre nos van a afectar.

Tal vez la parte racional desea hacer el cambio ya que es algo que necesitamos, lamentablemente nuestras emociones nos hacen preocuparnos ante las consecuencias negativas que podrían existir y honestamente vas a sentirte más cómodo en tu estado actual.

Esto depende completamente de ti, todos te pueden decir que no pasa nada y que puedes equivocarte, pero si tú te encuentras inseguro nada lo va a hacer cambiar hasta que te apliques.

Solución del problema de forma distinta a la esperada:

La investigación se hace presente en este punto, en el cual buscas lugares en donde ya se lograron los resultados esperados. Ya habiendo hecho esto estudia el porque es factible y a partir de ahí intenta implementarla en tu caso.

Esclarece lo que buscas hacer:

Las opciones al tiempo de actuar siempre serán bien recibidas pero también pueden confundirte y eso se traduce en que te agotes más rápido.

Cuando tienes que actuar debe estar claro como el agua, sobre todo si eres el líder de un equipo de trabajo.

Así que evita prestarles atención a las cosas que de momento no son primordiales y las que lo sean requieren analizarse y describirse para asegurar un mejor resultado.   

Luchar contra el agotamiento que provoca el cambio:

Probablemente te ha pasado que un proyecto en el cual estabas motivado a impulsar en un inicio, poco a poco vas perdiendo el interés, pudiendo considerarlo como un acto de flojera.

Regularmente se debe a que los seres humanos nos desmotivamos rápidamente y al carecer de señales que nos demuestren un avance nos frustramos.

Pero ningún sueño se realiza de la noche a la mañana, pensar que vas a alcanzar el éxito a la primera es irreal y además de que pones mucho peso sobre tus hombros.  


En MGTI nos especializamos en automatizar los procesos de las empresas, algo que es diferente y esto como cualquier otro cambio requiere de una buena planeación.

Somos fieles partidarios de los cambios que son necesarios y beneficiosos, comienza la transformación digital de tu empresa aquí

¿Le gustó este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on email
Compartir vía Correo